La realidad de Metropistas, una gran mentira

59355e0fcc7f1.image.jpg

El exgobernador Alejandro García Padilla antes de que culminara su cuatrienio privatizo la PR-22 y PR-5 además del aeropuerto. En estos contratos se traspasan dos de las vías públicas más concurridas del país con la excusa de mejorar los servicios. Una movida que fue criticada por muchos y aceptada por otros, hoy presenta una problemática y preocupación general en los usuarios de estas vías.

Mucho antes que el gobierno de García Padilla privatizara estas dos vías públicas había entrado en vigor un sistema de cobro automatizado para ‘reducir’ el congestionamiento de ellas. Este sistema de cobro automatizado llamado “autoexpreso” ha sido eje de controversia desde su implementación. Desde cantidades de multas ridículas por no tener saldo suficiente en la cuenta al pasar un peaje hasta la eliminación de los semáforos que indicaban el saldo. La realidad es una, el gobierno ha utilizado a la compañía Metropistas como una cortina de humo.

Esta compañía adquirió la administración de estas dos vías principales y se convirtió en objeto gubernamental. Bajo falsas promesas de abogar por la eliminación de las famosas multas de ”autoexpreso” varios legisladores llegaron al poder las pasadas elecciones. Tan reciente como hace unos meses estos legisladores sometieron proyectos para investigar algunas “irregularidades” en el contrato que Metropistas sostiene con el gobierno. Proyecto que quedo en nada tras una conclusión sencilla y que no ha sido publicada.

Desde que Metropistas adquirió el contrato con el gobierno muchos se han cuestionado sobre la protestad que tiene esta compañía para otorga infracciones y que estas impidan que puedas obtener el marbete. La realidad es que Metropistas al igual que todas las entidades privadas no tienen el poder para otorgar infracciones que te impidan renovar licencias de conducir o en este caso el marbete. Es evidente que el gobierno no ha dicho toda la verdad.

Las numerosas multas que muchas personas han obtenido desde que Metropistas tomo control son totalmente legales ya que estas infracciones no las radica esta compañía sino el gobierno. En una conversación con una empleada de esta institución me revelo este detalle. Metropistas no obtiene absolutamente nada del cobro de multas, ese dinero recaudado va para el gobierno por lo que estas infracciones cualifican para las admitías que el gobierno otorga periódicamente. Mientras el gobierno niega relación alguna, evita el tema esta compañía privada expone a sus empleados a dar la cara por el gobierno estatal.

Metropistas es solo un juguete político para que otro asuma las responsabilidades que todos los puertorriqueños le han cedido al gobierno por décadas. Esta cortina de humo ha salvado a los políticos de perder elecciones y responder preguntas sobre este tema. Esto desenmascara el porqué de la ineficiencia del sistema de autoexpreso. Otro asalto a los puertorriqueños por parte del gobierno mientras se esconde detrás de esta compañía privada, típico de la política nacional.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s