“Según mi punto de vista…de La Piaf a La Lupe”

collage las lupiaf¡Ay!…interjección de dolor,queja,placer y de voces irreverentes que hablan fuerte y claro en forma de canción. Les hablo de la voz desgarradora de la francesa Édith Giovanna Gassion“La Mome Piaf” conocida como La Piaf y la cubana Guadalupe Victoria Yoli Raymond , “la Reina del Soul Latino”, la Yiyiyi …La Lupe; íconos de la música popular del siglo XX.

El artículo gramatical “La” que preceden sus nombres artísticos hacen referencia a la mujer fuerte, decidida y de carácter, como diciendo “aquí estoy yo” ante una época y sociedad machista. Ambas vivieron guerras y revoluciones, Edith la 1era y 2da Guerra Mundial y La Lupe la Revolución Cubana; hechos que conforman parte de su carácter aguerrido,condoliente y luchador.

Dos vidas cortas pero vividas intensamente. Vidas llenas de luces y sombras, pero esas sombras hicieron de su interpretación vocal una pasional y desgarradora llevándolas al éxito en sus carreras. Es cómo si su dolor personal y particular se hubiera convertido en manantial y fuente creadora para plasmar los matices de la vida, haciendo que las personas se sintieran  y se sientan hoy en día identificadas.

 De entrada el título, las melodías introductorias de sus canciones y el género musical  son indicadores que antecediendo  la voz, van ambientando el interior del escucha llevándolo sutilmente a la atmósfera deseada; siendo éstas de tristeza, alegría, rumba o despecho como por ejemplo: La Vie en Rose, Non Je ne Regrette Rien, Hymne a L’Amour y Padam…Padam de La Piaf , de La Yiyiyi , Qué te Pedí, Puro Teatro, La Tirana y Con el diablo por dentro.

Cada una de estas artistas tenían su sello particular tanto vocal como estético, La Mome Piaf vestía de negro ya que hacía referencia a un gorrión negro, frágil y pequeño como un ave, pero fuerte, determinante y libre en su cantar. Por otro lado  La Reina del Soul se despojaba de sus prendas  y accesorios con un timbre de voz lleno fulgor en sus tórridos boleros y alegres guarachas; gran admiradora de La Piaf  y Lola Flores. Esas influencias artíticas las hizo propias creando “una tormenta un terremoto de mujer “en el escenario.

Tan distintas fisionómica y geográficamente pero tan cercanas en su vocación, en la pasión que destilaban su voces y leguaje corporal. Fueron vidas con éxitos, tragedias y en ocasiones excesos para poder seguir sonriendo ante la adversidad, como dice la  gélida frase”el show debe de continuar” entre escenarios, luces, aplausos y soledad.

Si en algún momento de tu vida ( que la habrá)  te encontraras casualmente  en un teatro, en un café, en un bar o barrio de cualquier cuidad del mundo y escuchas la sonoridad y el color indiscutible de estas dos señoras hecha canción, vas a sentir ese feeling de azúcar amargo que ellas emanan cada vez que su música es tocada. Ellas no se arrepintieron de lo vivido porque vivieron sin miedo,  pasando la página y  reinvindicándose con ellas mismas hasta el final de sus vidas de una manera u otra.

Serán inmortales por llevar la voz más allá de una mera canción,por dibujar con ella el canvas de nuestras emociones y ser capaces de provocar y evocar con su interpretación los sentimientos y situaciones de la vida.

Si este escrito terminara con una canción me despediría con una mezcla de Carcajada Final y Non  Je ne Regrette Rien.

Esto es… según mi punto de vista… ¡Ay!

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s