Donald Trump en Puerto Rico tras el paso de María: otro espectáculo mediático

171003122112-trump-puerto-rico-exlarge-169.jpg

Devastación y crisis fueron las palabras del primer mandatario al llegar a la isla donde María arrasó con lo que era Puerto Rico. Trump realizo un corto recorrido para ver la devastación, las ayudas y como se utilizan los recursos para levantar al país. Luego de que la prensa nacional e internacional hiciera pública la crisis humanitaria y desorden gubernamental que existe en la isla, Trump vio algo diferente.

El presidente de los Estados Unidos dio un recorrido por Guaynabo, donde los actos de reconstrucción habían comenzado la semana pasada. Trump vio solo una pequeña porción de la recuperación del país, pero no la realidad. El presidente no vio la desesperación y el abandono de los ciudadanos en la zona montañosa donde existen personas muriendo de hambre. El presidente fue llevado a una zona que goza de abundancia y estabilidad donde sus ciudadanos gozan de energía eléctrica, agua potable y comunicaciones. El gobierno una vez más olvido la realidad de un pueblo que vive en el abandono.

Como he reseñado anterior mente, en estos momentos Puerto Rico está ahogado en desesperación. La falta de distribución e ineficiencia gubernamental ha creado una crisis humanitaria en el país. Gente que apenas tiene que comer, que beber y sin techo donde dormir porque las ayudas están obviamente mal distribuidas. Incredulidad y falta de acción es lo que vemos por parte del gobierno estatal donde siquiera se han hecho cargo de los municipios incomunicados. La gente está muriendo, pero eso no fue lo que le mostramos al mr. president.

Un espectáculo mediático fue lo que se vivió en Puerto Rico con la visita de Trump. Ricardo Rosselló y su personal mostro al presidente una porción de su trabajo. Todo para quedar bien con el primer mandatario de la nación que idolatran. Donald Trump vio esperanza, recuperación y buen trabajo del gobierno estatal y federal, todo lo contrario a lo que se vive en el resto de la isla. El gobernado de este territorio estadounidense perdió la oportunidad perfecta para que Puerto Rico recibiera la atención de la casa blanca y la prensa internacional sobre los asuntos del país más allá de las crisis inmediatas. Un total desperdicio de recursos y de atención en otra movida ilógica del gobernador del país.

Ricardo Rosselló perdió la oportunidad de mostrarle la realidad al único presidente de los Estados Unidos que es espontaneo para la toma de decisiones. Oportunidad que le hubiera brindado al gobierno gozar de más ayudas federales, atención a la crisis económica y al estatus del país. Movida que hubiera hecho más por Puerto Rico que el comité de cabildeo para la descolonización del país. Una vez más, Puerto Rico sirvió de relacionista público al presidente apoyando sus teorías de “fake news”. Puerto Rico ante los ojos del presidente fue otra exageración de los medios a lo que realmente pasa gracias a la estirpe política de monigotes que hoy y siempre ha gobernado al país. Una total falta de respeto e imprudencia por parte del gobierno es lo que vivimos. ¿Puerto Rico, la isla del encanto o la isla de los doblaos?

800.jpeg

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s