Plan del plan y el comité del comité

59c66f7311221.image

La situación actual de Puerto Rico es deplorable y peligrosa para los ciudadanos. La devastación del Huracán María que arrasó con la isla la semana pasada junto a muchas otras crisis que se vienen acumulando están colmando la copa. Décadas de atropellos, gobiernos inservibles, desinformación e imparcialidad de las noticias han llevado a que Puerto Rico esté cansado. Esta puede ser la oportunidad para que Puerto Rico se levante y genere un cambio real económico, social y político que tanto nos hace falta.

El gobernador Ricardo Rosselló está a punto de pasar a la historia del país como uno de los gobernadores más incompetentes que hemos tenido. Aunque ha sido diligente y actuado de manera acertada, no ha sido contundente ni capaz de ejercer su poder con eficacia para reorganizar el país en este estado de emergencia. La realidad es que un gobernador debe ser capaz de ser diligente y contundente en estos casos, ha crecido de contundencia y ha llevado a que el país se sienta agobiado por la incapacidad de mantener presencia y sentido del orden dentro del país. Es cierto que la falta de comunicación ha sido un factor clave para la desorganización que Rosselló tiene en el país, no ha utilizado los recursos que tiene en el país.

El gobernador ha perdido la máscara y estamos viendo la realidad de quien nos gobernará por tres años más. Rosselló no ha sido eficiente y su equipo de trabajo ha fallado en respaldar y ejecutar con prontitud las decisiones del gobernador. Es tiempo de que Ricardo Rosselló acepte que no puede con el tamaño y la escala de la emergencia y necesita que alguien tome el control de la situación de inmediato. Acción que salvaría al país recuperándose en tan solo meses pero claro esto debilitaría su imagen pública costándole la reelección. En todos los comunicados del gobernador y de sus jefes de agencias han admitido que la ineficiencia se encuentra en la logística, pero la logística del gobernador.

Estableció un comité para establecer prioridades y tomar decisiones sobre las mismas. Esto solo causa un desorden en la cadena de mando retrasando las acciones de las agencias tanto estatales como federales. El problema de logística al que tanto hacen referencia no es en la cadena de distribución o la falta de comunicación con los tronquistas, FEMA, la UTIER o demás agencias y uniones del país sino la ineficacia de un comité que afecta la cadena de mando. Una vez la cadena de mando se vuelve un caos y se toman decisiones en colectivo toma mucho más tiempo emitir directrices lo que por efecto domino afecta la reorganización y reconstrucción del país. He ahí el problema mayor que ha creado la crisis en la que hoy se encuentra sumergido Puerto Rico.

Es aquí donde vemos una crisis que no está próxima a ser resuelta mientras el gobierno mantenga una cadena de mando desorganizada y destruida. Es por esto por lo que Puerto Rico puede pasar por un proceso de reformación social y política que tanto hace falta. La desesperación del país es tanta que mientras se mantenga esta crisis por una semana más, comenzaran los motines y se aumenta la posibilidad de que se cree un movimiento social en contra del gobierno. Esto permitirá que luego que el país acabe con la crisis, se reforme y evolucione para generar un sistema socioeconómico que se atempere realmente a las necesidades que tiene el país. Una vez esto ocurra, veremos un Puerto Rico realmente levantado y fuerte. Tal vez y solo tal vez, un Puerto Rico libre.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s