Un Puerto Rico estancado entre atropellos y subdesarrollo

This slideshow requires JavaScript.

Puerto Rico es un país caribeño que desde su colonización en el siglo XV por parte de la flota española liderada por Juan Ponce de León y los hermanos Pinzón, ha sido sometida a muchos sistemas sociopolíticos que han contribuido a nuestro estancamiento político, económico y social. Aunque ahora formamos parte del imperio estadounidense, continuamos arrastrando históricamente atropellos y traiciones que nos han traído a esta crisis económica y sin duda social. Los dos grandes partidos políticos de la isla tienen diferentes ideologías pero un solo objetivo, el coloniaje. Objetivo de dependencia de la metrópolis, en este caso los Estados Unidos que claramente nos mantiene como colonia por razones no muy claras, pero si beneficiosas para ellos. Antes de establecer el cómo Puerto Rico puede acabar con su crisis económica, hablemos un poco de la historia del país.

Puerto Rico fue invadido en 1493 por los españoles asesinando, violando y esclavizando a los indios tainos que vivían en la isla. Luego de rebeliones indígenas y sangrientas batallas la población indígena para los 1900 casi había cesado. Para ese entonces Puerto Rico ya había pasado por varias facetas como la abolición de la esclavitud, cambios socio-económicos (de sistema esclavista a feudales y jornales), intentos de conquista por parte de Holanda, Francia e Inglaterra y luego el abandono casi total de España. El 1898 como ofensiva en la guerra Hispanoamericana, los Estados Unidos deciden bombardear la capital e invadir la isla imponiéndose como los nuevos líderes de la isla. Durante la invasión los Estados Unidos en acuerdos no oficiales con los criollos acordaron la independencia de Puerto Rico si se les ayudaba a desterrar a las fuerzas españolas de la isla, acuerdo que nunca se honró. Luego en 1937 durante una manifestación pacífica organizada por el Partido Nacionalista de Puerto Rico a raíz de la encarcelación de Pedro Albizu Campos, la armada estadounidense abrió fuego asesinando a 19 personas y dejando a 232 heridas. En 1952 Luis Muñoz Marín en un acto de traición firma y constituye el Estado Libre Asociado (ELA), estatus político que nos encadena y somete a los poderes plenarios del Congreso de los Estados Unidos en una especie de dictadura indirecta donde la metrópolis no quiere reconocer su responsabilidad sobre el territorio. Finalmente el año pasado el congreso aprobó la ley PROMESA que nos condena a una Junta de Control Fiscal impuesta y antidemocrática. La realidad es que todavía tenemos un gran problema, la crisis económica.

Desde 1952 los gobernadores del país de una u otra forma han contribuido a la crisis económica que estamos viviendo. En el país toda industria que prospera termina siendo asesinada por el gobierno en complots sin sentido atentando contra el bienestar de la economía de país. Puerto Rico ha tenido grandes industrias prosperas como la industria de la aguja, el tabaco, el azúcar, farmacéuticas entre otras. Aun así, hoy día en Puerto Rico no se produce nada y la crisis continua en aumento. ¿Cómo podemos resolver la crisis del país?

Puerto Rico necesita explotar todos los recursos que tiene de una manera sabia para poder salir de la crisis económica. El país necesita desarrollar una industria pesquera que sea capaz de suplir la demanda en el país y exportar el sobrante. Estamos en un lugar magnifico para desarrollar esta industria. Al norte tenemos el Océano Atlántico y al sur el Mar Caribe donde podemos encontrar una diversidad de vida marina impresionante con un potencial te explotación grandísimo y saludable para nuestra economía. Se puede desarrollar en conjunto a la industria pesquera un departamento gubernamental con observadores extranjeros para garantizar la preservación de la vida marina con el fin de mantener una relación saludable entre la industria y el ecosistema. Al ser una isla estamos rodeados por agua lo que nos brinda la capacidad de crear puertos pesqueros de gran magnitud para desarrollar dicha industria a gran escala y poder albergar grandes flotas pesqueras. Esto además de ser una obvia fuente de empleos también supone un impulso económico de quizá varios millones de dólares. Es tiempo que el gobierno impulse esta industria que solo existe a nivel artesanal en la isla y se concentre en inversiones locales para que el dinero fluya dentro del país. Por otro lado, otra industria igualmente subdesarrollada, el turismo.

El turismo en el país representa un porcentaje medio del movimiento económico de la isla pero que no está desarrollado completamente. Actualmente la isla funge como puerto principal para varios cruceros al igual que con un movimiento de pasajeros impresionante en sus aeropuertos. Los grandes hoteles en el país siempre tienen un buen flujo de huéspedes lo que, si genera un movimiento económico, pero no el necesario. En Puerto Rico la mayoría de los turistas se quedan estancados en el área de la capital, San Juan, donde hay varias playas, monumentos históricos y museos importantes, pero ese no es el problema. El problema es que la industria turística del país solo se concentra en el área metropolitana y deja desapercibido otros atractivos turísticos que podemos explotar. Puerto Rico cuenta con ríos maravillosos, sistemas de cuevas impresionantes por toda la isla, una cordillera central magnifica, playas excepcionales, museos, parques, plazas, fincas ricas en historia, centros ceremoniales indígenas, restaurantes criollos exquisitos, entre muchas otras cosas que pasan desapercibidas por la mayoría de los turistas que nos visitan. Todo porque la industria turística se enfoca en playa del área metropolitana y San Felipe del Morro, pero no en una experiencia cultural e historia real de lo que es Puerto Rico.

Es tiempo que el país se mueva a nuevos horizontes y desarrollar a toda capacidad todo aquello que pueda ser explotado para nuestro beneficio económico. Llevamos siglos viviendo de atropello en atropello y dúrate los últimos 70 años hemos visto como países devastados como Japón, Alemania, Suecia, Finlandia, Irlanda, hasta Grecia han sido capaces de progresar en peores condiciones que nosotros. Inevitablemente tenemos que dejar de ver a los Estados Unidos como un ejemplo a seguir ya que ellos se están ahogando en un sistema económico que ellos mismos crearon y no saben cómo salir de su subdesarrollo. Es tiempo de mirar países verdaderamente desarrollados y estudiar como ellos fueron capaces de mejorar sus condiciones socioeconómicas de manera que hoy día no sufren de crisis económica. Nuestro país tiene la capacidad de salir de esta crisis socioeconómica si de verdad se presentaran proyectos reales de verdadero desarrollo económico dedicados a generar un cambio positivo y no hacer de este el Dubái del caribe. Es tiempo de obligar a los partidos políticos a cambiar sus políticas colonialistas inspiradas en cuentos surreales de tiempos antiguos por políticas que fomenten el verdadero bienestar del país.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s