Cataluña, España y Europa: Azotados por el islamismo radical

Sitio-del-ataque-terrorista-en-Barcelona-Cataluña.-EFE-660x330.jpg

Mientras creabamos un pequeño jardín familiar en un pequeño pueblo llamado Sant Feliu de Boada en la provincia de Girona, nos enteramos de que la capital de Cataluña, Barcelona, había sido atacada. Mientras que Cataluña se prepara para una de sus citas históricas-como lo será el referéndum del próximo 1 de Octubre-más importantes desde la restitución de la Generalitat en 1977, su ciudad símbolo fue profanada por el odio, la intolerancia y la violencia que arropa a toda Europa. Cataluña fue azotada y lastimada por el yihadismo e islamismo-radical que fluye por la venas territoriales de la Europa de hoy.

En estos pasados dos días no se ha hablado sobre el hecho de que la Guardia Civil ha dejado claro que no intervendrá en el próximo referéndum independentista que se realizará, para no acabar con la imagen “democrática” de España, o sobre que el Partido Popular no buscará aplicar el artículo 155 de la Constitución Española. No.

En España, Europa y el resto del mundo solo se ha hablado del dolor que el terrorismo ha causado en la cuarta ciudad europea más visitada.

Pocas horas después de que 13 personas fueran asesinadas y otros 50 resultaran heridos, muchos de ellos con diferentes nacionalidades, en la ciudad de Cambrils-Tarragona, 5 de los miembros de esta celular que desangró Barcelona fueron asesinados. Esto, luego que arrollaran a un oficial de los Mossos d’Esquadra y de que causaran de nuevo el pánico en Cambrils al apuñalar a varios civiles dejando entrevisto como el yihadismo y el radicalismo es un fenómeno que azota tanto a las grandes ciudades como a aquellas más pequeñas a través de toda Europa. De hecho, es posible que el incendio en un casa en el pueblo de Alcanar, Cataluña haya realmente ocurrido debido a los explosivos que esta célula guardaba en dicha vivienda okupa, y no debido a otras razones.

Por otro lado, no sorprende que eventos como estos surjan en Tarragona. En el año 2010, una investigación de los Mossos d’Esquadra ponía de manifiesto que el salafismo extremista había penetrado en cinco mezquitas de Tarragona. En concreto, las investigaciones señalaban a las mezquitas de Reus, Torredembarra, Roda de Barà y la del barrio de Torreforta de Tarragona, todas ellas ubicadas en zonas industriales. Este escenario nos deja dos mensajes claros: el radicalismo islamista en efecto si penetra en las zonas más pobres de los países y afecta a aquellas comunidades musulmanas, no radicales, que rodean a estas células terroristas.

Por lo que me parece menester, que ante la amenazante situación que se vive los valores de paz, democracia y libertad que representa Occidente jamás cedan ante la abominable ideología de Daesh y otros grupos yihadistas que se nutren de muchos lobos solitarios en Europa. A estos lobos solitarios a los cuales no solo le han lavado el cerebro, también le han vaciado el corazón. Las pérdidas que Daesh está teniendo en Raqqa a manos de las YPG y las Fuerzas Democráticas Sirias, el desastre de Mosul, el estar perdiendo ciudades claves a través de todo el desierto sirio y el fracaso que están teniendo en el oeste de Irak les ha llevado a preparar y realizar estos actos para así sembrar el pánico entre los europeos.

Sin embargo, no vencerán. Ante esto creo que es el momento de que se penetre en esas mezquitas y entidades salafistas en Cataluña y toda Europa para erradicar junto a los mismos líderes de esta religión la radicalización de jóvenes musulmanes. Europa tiene que responder ya. El atentado en Barcelona y Cambrils, y el posible atentado terrorista hace unos días en Turku, Finlandia, son un ejemplo de porqué es tiempo de comenzar a agilizar el proceso de acoplamiento de familias e hijos de árabes-musulmanes en Europa a las culturas y sociedades en las que viven.

Solo así se logrará el desarrollar iniciativas que acaben con la radicalización de jóvenes en Europa y de este modo identificar las mezquitas y tendencias islámicas las cuales llevan a que este tipo de eventos ocurran gracias a mentes que están totalmente fuera de orden y llenas de un odio totalmente aprendido. Si este proceso no ocurre, el odio y la xenofobia pasarán a jugar su rol. Creo que es tiempo que tanto en Cataluña como en el Estado Español y Europa se paralice el que países como Arabia Saudí e Irán financie mezquitas en sus territorios. Todos sabemos que aunque países como Arabia Saudí son aliados de España y Occidente en general, es un país que a través de varias NGO’s apoya a grupos yihadistas desde Filipinas hasta Siria. Por otro lado, es momento de lanzar a un lado el ‘political correctness’ desde Barcelona hasta París. Si los gobiernos saben dónde están esos barrios repletos de radicales del que hoy Daesh se nutre es momento de actuar rápidamente. Y si se sabe quienes son aquellos que van a luchar a Siria e Irak, es tiempo de acabarles. Por ejemplo, han habido casos en los que musulmanes de la localidad de Vic en Cataluña y Melilla se han unido a Daesh y Al-Qaeda. ¿Por qué permitirles regresar a la libre comunidad en Europa?

La Europa hoy día prefiere atacar con su hipocresía a los productos provenientes de Judea, Samaria y los Altos del Golán-los cuales sólo representan el 1.2% del PIB de todo Israel-pero no dicen nada sobre el “gran reloj del tiempo” que se encuentra en la Plaza Al-Quds en Irán y el cual cuenta la cantidad de tiempo que falta para que Israel sea “destruido” por Irán en 2040. Pero al igual que no hace nada por lo antes expuesto, no toma medidas colectivas que tengan un impacto serio en contra del yihadismo o las entidades nacionales que lo promueven-como Irán.

Es por esto que los discursos de Trump y Marine Le Pen tienen tanta cabida política como apoyo electoral en la política moderna. Así que no se sorprendan porque casi Le Pen, líder política en el país con más musulmanes de toda Europa, tuvo tanto éxito en los pasados comicios presidenciales. La política moderna, ésta que se nutre de las redes sociales y los medios de difusión mediática de impacto, ya no es ambigua, es realista. Es más los atentados en Barcelona y Cambrils demuestran no solo como España y Europa están tan descoordinados para responder a este tipo de eventos, sino que enseñó cómo Rajoy-en representación del Estado Español-se tardó más que Emmanuel Macron en responder y condenar los ataques en Cataluña. Alimentando así a aquellos que en Cataluña no creen en España ni en Europa.

No busco mezclar la política con estos eventos tan lamentables, pero si quiero hacerles entender la frustración que causa ver cómo estos eventos ocurren y como su repercusión deja entrevisto si realmente el Estado Español y Europa están comprometidos con sus ciudadanos. Ya se sabe que existe un pacto antiyihadista entre el Partido Popular, el Partido Socialista y Ciudadanos, y que la CIA probablemente había informado sobre el que la rambla era un enclave próximo a un ataque terrorista. Sin embargo, creo que hay una gran diferencia entre las movidas publicitarias y mediáticas, y el poner estas medidas en marcha. Dentro de este marco, creo que la prensa también juega un rol imprescindible.

En conclusión, a pesar de la tensión existente entre la Generalitat y el Estado Español estos atentados han dejado claro quién realmente pudo manejar esta situación tan terrible, y quién se preocupó más en buscar a un rey que ni siquiera se sabía dónde estaba. Desde un punto de vista más amplio, creo que tanto Cataluña y España como Europa deben de mejorar muchísimo para erradicar al terrorismo islámico que azota a cada rincón de este maravilloso continente. Mejorando sus políticas sociales y de seguridad harán que está tierra vuelva a brillar.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s