El Partido Independentista Puertorriqueño y su posible recuperación electoral

14.jpgmpidj0

El Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) desde sus comienzos ha defendido los derechos humanos, defendido su ideal independentista y denunciado los atropellos del gobierno estadounidense. También han sido catalogados como revolucionarios, asociados con las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional Puertorriqueña (FALN), asociados al socialismo y al antiamericanismo. Han sido, en cierta forma, criminalizados por los demás partidos políticos y con esto por una parte del pueblo también. Aun así, siguen siendo un partido político con ideales claras y contundentes que no solo buscan la independencia sino también el bienestar del pueblo.

Este partido en el 1952 obtuvo el 20% de los votos y logró alcanzar 15 puestos en la legislatura siendo la principal oposición en estas elecciones. A finales de los años ’50 el partido perdió gran parte del electorado convirtiéndose en un partido minoritario. La causa de esta fuga de electores ha sido tanto confrontaciones dentro del mismo partido, así como la persecución y campaña de miedo llevada a cabo por las agencias gubernamentales como por los otros partidos políticos. Además, el pueblo de Puerto Rico ve al partido como uno izquierdista. El pueblo de Puerto Rico lo compone en su mayoría la clase trabajadora y la clase baja, quienes se beneficiarían al apoyar un partido de izquierda. Aunque esto sea así, gracias a Luis Muñoz Marín y su campaña de “Manos a la Obra” inculcó en el pueblo ideales de derecha y el miedo por la independencia.

Desde entonces el pueblo de Puerto Rico ha sido manipulado para abandonar la agricultura, temer a la independencia, incentivado para abandonar el país y se convirtió en un país de derecha totalmente americanizado. Junto a esto no olvidemos el famoso “mantengo” o mejor conocido como los cupones que mantiene a los puertorriqueños fuera de la agricultura y totalmente cómodos viviendo del gobierno. Este “mantengo” se utiliza como arma para mantener el conformismo y la incompetencia ante los problemas que afronta el país. Entonces, ¿cómo puede el partido independentista generar una fuerza capaz de romper con los estereotipos y con el conformismo?

El partido debería crear un movimiento de derecha que tenga como objetivo atraer a la clase trabajadora quienes componen la mayoría de la población electoral. Esto abriría paso a que los soberanistas del Partido Popular Democrático (PPD) se reintegren al PIP atrayendo consigo al menos el 40% de los votantes del PPD. También se abrirían a la posibilidad de atraer a mucha de la población electoral que actualmente están en desacuerdo con los partidos tradicionales. Esto se reflejó en los sobre 400 mil votantes que les dieron la confianza a los candidatos independientes. Si el partido sabe enfocar un movimiento derechista dentro del mismo, volverán a ser un partido de oposición muy fuerte en términos electorales. Esto se puede lograr sin traicionar los ideales de justicia social y su sistema socio-democrático. La evolución es la clave de la supervivencia, y ya es tiempo de que el PIP se trasforme.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s