Plebiscito de estatus, ¿realidad o ficción?

elecciones-puerto-rico

El próximo 11 de junio de 2017 está pautado para celebrarse el “Plebiscito de Descolonización Inmediata” que el gobernador Ricardo Rosselló aprobó. Este plebiscito tiene un costo estimado de cinco millones de dólares. Esta consulta ha sido y sigue siendo un tema de mucha polémica. El Departamento de Justicia Federal ordenó que se incluyera el estatus actual en el que vive la isla tras ver que las opciones principalmente eran “estadidad” o “independencia”. Enmiendas que se hicieron, pero aún no contamos con una carta de Justicia Federal que establezca claramente su aval ante las enmiendas realizadas. Aval que constituye la total importancia de este plebiscito ya que se esperaba un desembolso del gobierno federal de 2.5 millones de dólares para el mismo y también como respaldo para que se hiciera cumplir el reclamo del pueblo.

El Partido Nuevo Progresista (PNP) insiste en que el plebiscito es totalmente legítimo, oficial y que cuenta con el respaldo del gobierno federal. El presidente del Senado Thomas Rivera Schatz dijo que es “sentido común” que, si se cumple con las exigencias que el Departamento de Justicia hizo, el plebiscito cuenta con su apoyo. El Departamento de Justicia una vez se sometieron los nuevos cambios le pidió tiempo al gobierno estatal para revisar y evaluar el nuevo diseño y cambios en las papeletas. Hasta el día de hoy el gobierno federal no ha emitido algún otro comentario.

Esta consulta cuenta con una gran oposición política tanto del Partido Popular Democrático (PPD), Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) como la oposición del Junte Soberanista. Oposiciones muy variadas a favor y en contra de la inclusión del Estado Libre Asociado (ELA) en el referéndum como el desinterés de los Estados Unidos y el no contar aún con nuevas expresiones del gobierno federal. Esta oposición ha catalogado al plebiscito como “no vinculante” al igual que los pasados 4 referéndums celebrados en el 1967, 1993, 1998 y 2012. A su vez se ha propuesto boicotear la consulta exhortando a los simpatizantes de sus partidos a no participar.

En fin, tendremos un plebiscito el próximo 11 de junio que cuenta con la oposición de una gran parte del sector votante del país. Consulta que aún no ha sido avalada por el gobierno federal lo que nos deja sin su aporte económico y sin tener su interés en el mismo. Proceso electoral que los expertos analistas pronostican que no contara siquiera con el 51% de los votantes del país. Mismo proceso que de ganar la “Libre Asociación / Independencia” como está establecido en la papeleta, se he de celebrar un segundo plebiscito durante el mes de octubre para elegir entre el ELA o la independencia involucrando un gasto adicional de fondos públicos. Entonces, ¿cuán real es esta consulta?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s